Artículos sobre Cinturón de Fotones

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Artículos sobre Cinturón de Fotones

Mensaje  Admin el Mar Sep 02, 2014 8:52 pm

Las Pléyades y el cinturón de fotones

El primer texto, a continuación, es un resumen de un artículo aparecido en la revista NEXUS de Febrero/Marzo de 1991, bajo el título "The Photon Belt Story", el cual hemos extraído de KeelyNet, con fecha 27 Junio de 1992.

¿Está nuestro sistema solar a punto de entrar en una nube cósmica, como parte de un ciclo de 12,000 años? Presentamos este oscuro pero popular artículo de 1981 para que usted decida.

...Todo inicia con un pequeño átomo y el grupo de pequeños electrones que orbitan alrededor suyo. El físico inglés Paul Adrain Maurice Dirac dijo que por cada tipo de partícula, existiría una anti-partícula.

En 1952, Carl David Anderson descubrió el anti-electrón y lo denominó positrón. En 1956, el anti-protón y el anti-neutrón fueron descubiertos.

Cuando una anti-partícula es formada, aparece a la existencia en un universo de partículas ordinarias, y es cuestión de tiempo... una fracción de segundo... antes de que encuentre y colisione con un electrón. La carga (eléctrica) se cancela, y la masa total de la partícula es convertida en energía en la forma de FOTONES. Esto ofrece una nueva y poderosa fuente de energía, sin precedentes. El FOTÓN vendrá a ser su medio de vida en un futuro muy cercano.

Una banda o cinturón de fotones fue descubierta en el espacio exterior en 1961, por medio de los nacientes instrumentos de satélite. Actualmente nos movemos hacia las Pléyades (Las Siete Hermanas), distantes unos 400 años luz de aquí. En este grupo de estrellas se basan las mitologías de muchos pueblos... los Dioses Griegos, la Era o Tiempo del Sueño Australiano, la mitología China...

Varios astrónomos famosos han realizado estudios y cálculos minuciosos sobre las Pléyades, habiendo llegado a la conclusión de que son un sistema de soles que giran alrededor de Alción. José Comas Sola realizó un estudio especial de las Pléyades y descubrió que ellas forman un sistema, del cual nuestro Sol también forma parte, así como algunos otros soles, todos aparentemente con sus propios sistemas planetarios.

Freidrich Wilhelm Bessel mostró que los miembros de este grupo tienen un movimiento propio de 5.5 segundo de arco por siglo, en la misma dirección.

Isaac Asimov... "Podemos asumir que todas las estrellas en este "cluster" (agrupación) son de la misma edad cronológica".

Edmund Halley, estudiando la posición de las estrellas, notó que al menos tres de ellas no estaban en la posición registrada por los griegos. La diferencia era tan grande que hacía poco probable que los griegos o Halley hubieran cometido algún error. Le pareció muy claro a Halley que dichas estrellas se habían movido dentro del sistema.

"Paul Otto Hesse también realizó un estudio especial del sistema de las Pléyades, confirmando que nuestro Sol forma parte de él. Encontró que a nuestro Sol le toma 24,000 años para completar una órbita alrededor de Alción. Dividió dicho ciclo en dos etapas o períodos de 12,000 años cada uno: un período de 10,000 años de oscuridad, que estamos finalizando en estos momentos, seguido de un período de 2,000 años de luz; para nuevamente incurrir en 10,000 años de oscuridad y 2,000 años de luz.

Hesse descubrió, además, que Alción tiene a su alrededor un gigantesco anillo o disco de radiación en posición transversal al plano de las órbitas de los soles de sus sistema -incluido el nuestro - y que dicho anillo tiene un alcance efectivo de varios cientos de años-luz. Lo denominó "Anillo Manásico". De lo anterior se deduce que cada uno de los soles de dicho sistema, a su tiempo y obligadamente, tiene que cruzar dicho anillo o disco de radiación. La velocidad de cada sol es distinta, y, por lo tanto, se toman tiempos distintos para cruzar el anillo. En el caso de nuestro Sol, tarda cerca de 2000 años en cruzarlo.

Este anillo, según Hesse, consiste de la descomposición, división o rompimiento del electrón, algo que todavía hoy se desconoce en la Tierra. Al penetrar la Tierra en esa radiación serán excitadas todas las moléculas y todos los átomos de todos los cuerpos existentes, sufriendo con esto una transformación de magnitud imprevisible. La mencionada excitación molecular creará un tipo de luz constante no caliente; luz sin temperatura que no produce sombra, de tal manera que ni en las cavernas más profundas existirá la oscuridad y naturalmente, en nuestro interior humano tampoco habrá oscuridad. Todo, absolutamente todo lo material, en su exterior e interior, quedará iluminado, sin sombras, a partir del momento en que nuestro mundo penetre de lleno en la radiación. Esto, naturalmente, producirá muchos cambios en todas las manifestaciones de la vida... ...Esto ha venido sucediendo desde siem pre... con lo cual se explicarían muchos fenómenos de gran trascendencia como las épocas glaciales y otros cataclismos que han modificado la geografía y la vida; pues según parece, el anillo de Alción nos traerá grandes beneficios, pero también producirá grandes calamidades, por lo menos en el principio.

Si la Tierra entra en el anillo antes que el Sol, se producirá un fenómeno atmosférico semejante a un incendio tanto del cielo como de todo el planeta, esto, no obstante que no habrá calor ni dañará a nadie, pues será un fenómeno solamente para la vista, para los sentidos, aunque sí, desde el principio, se observarán alteraciones en la materia que aparecerá como luminosa, quizá como fosforescente. Por otra parte, en el caso de que el Sol entre primero en el anillo, se producirá en la Tierra una oscuridad como noche con lluvia de estrellas que durará cosa de 110 horas; luego la Tierra sufrirá el fenómeno ya descrito para quedarse con la luz de día constante durante 2000 años. La oscuridad de que se habla, será consecuencia de la modificación repentina que la radiación solar sufrirá por el contacto con el anillo "manásico". La lluvia de estrellas del s egundo caso, será consecuencia de la extraordinaria excitación molecular en la atmósfera. El día perpetuo (2000 años) será consecuencia de la propia radiación no dependiendo ya del Sol para tener luz del día." (1)

Es muy probable que la rotación de la Tierra disminuya un poco. Esto se debe a que, por la reducción de la Radiación Solar, se espera que la temperatura se haga más fría y las capas de hielo se extiendan hasta la latitud 40 en ambos hemisferios... dejando como región habitable y de clima templado las cercanías al Ecuador. Sin embargo, la línea Ecuatorial no será probablemente lo que hoy es, debido a que la entrada de la Tierra en los Anillos de Alción producirá un cambio de la inclinación del eje polar, colocándolo en posición vertical respecto de la ecliptica. Parece ser que fue este mismo fenómeno, en una época anterior, el que dio al eje terrestre su inclinación actual. ...Los libros de historia le informarán que han existido por lo menos cinco Eras Glaciales registradas, y parece que duran aproximadamente 2,000 años. La ciencia sabe también que este fenómeno c íclico ocurre brusca y repentinamente, pero hasta hoy no se había encontrado un motivo o razón para ello. Es notable que los centros de comunicació n mundial, satélites fijos, algunas bases militares y sitios de experimentación se encuentran ubicados dentro de la "zona segura". ¿Diseño o accidente?

¿Y que hay acerca de usted? Existen tres tipos de personas en nuestro cosmos... corpóreas, como nosotros, sólidos; atmosféricas, también sólidas hasta cierto punto, pero su estructura molecular es algo diferente; y las etéreas, que no tienen masa. Cuando entremos al Cinturón de Fotones, una persona normalmente sana se espera que sienta una especie de descarga, similar a cuando coloca su dedo dentro de una roseta eléctrica, y la transformación será completa... usted habrá cambiado de una persona corpórea a una de tipo atmosférica... ("y serán transformados a inmortales sin la separación de la muerte en un pestañear").

Los Teólogos han escrito con gran profundidad sobre los caracteres en la Biblia, y están de acuerdo en que ellos vivieron en un período de luz. El cielo y la atmósfera era diferente y aparentemente nunca llovía... Nostradamus, en su cuaternario acerca del fin del mundo como lo conocemos - en 1999 - dice: "y no habrá más lluvia, pero en 40 años, todo volverá a ser normal".

En mitología aborigen se dice... "Los hombres eran diferentes a lo que son hoy día... teníamos un puente hacia las estrellas..." En todas sus historias ellos viajaban al cielo. Así mismo los griegos. Parece que el viaje espacial es simple dentro del Cinturón de Fotones.

El año 1962 fue el año en que entramos en la influencia del Cinturón de Fotones. 1962 fue también un año de gran actividad de OVNIS. ¿Será que estamos ahora dentro del rango de acción de viajeros del espacio mediante el cinturón fotónico?. A medida que entremos más en el cinturón, más OVNIS observarán nuestro renacimiento en los años de luz. Parece que esto ya está ocurriendo.

Erich Von Daniken, cuando visitó Sudamérica, descubrió una tribu con un objeto que les había sido dado por la Gente del Cielo, miles de años atrás. Se les dijo que lo mantuvieran limpio y que "cuando empezara a zumbar como miles de abejas juntas, ellos retornarían". Dicho objeto empezó a zumbar suavemente en 1978. ¿Será un reloj cósmico de alarma que nos alerta sobre la venida de la luz ?

Parece que algunas civilizaciones pueden vivir permanentemente con la luz. Cuando nuestro planeta abandone el período de luz y retorne a los 10,000 años de oscuridad, esas civilizaciones retornarán a la luz y esperarán nuestra eventual re-entrada. Los Mayas, por ejemplo, partieron apresuradamente con el mensaje de que retornarían, algo que los académicos consideran es ahora inminente. Inscripciones en rocas alrededor del mundo muestran dibujos similares al sistema de Alción.

Bolas de luz... un fenómeno del que muy poco se conoce... ¿podrán ser pequeños paquetes de energía del cinturón fotónico ?...

Debido a que la radiación de nuestro sol será modificada por la energía fotónica, ¿será la razón por la cual nuestros científicos han puesto tan poca atención al desarrollo de la energía solar?

Piensen en nuestro planeta saliendo de la luz y entrando en la oscuridad. La mitología aborigen dice: "fuimos llevados a la oscuridad y había mucho temor, por lo cual los dioses nos dieron el Sol para calentarnos y la Luna para ver en la noche."

Si se forman las capas de hielo dentro del período de luz , entonces, la radiación solar al abandonar el cinturón seguramente derretirá el hielo... Inundaciones. Si no llueve durante este período de luz, es comprensible por que Noé estaba tan atento a la señal del primer arcoiris. Gilgamesh habla acerca de una gran inundación (como muchas culturas), pero fue aparentemente 10,000 años antes que el diluvio de Noé.

Hemos hablado sobre nuestro mundo y el efecto sobre un individuo, pero ¿que hay acerca de la humanidad como un todo? Se puede pensar que muchas personas no sobrevivirán la descarga inicial si no están preparadas para ello. Si el hielo se extiende a la latitud 40, se cubriría la mitad de EUA y gran parte de Europa y Asia. Eso implicaría mucha gente sin hogar. ¿Serán aceptados en otros países? En un limitado espacio de fertilidad, ¿será posible sostener a millones?.

"Hesse hace notar que tan admirable y dramático como pueda ser todo esto, no será de ninguna manera el fin del mundo ni de la humanidad, ya que esto ha sucedido desde siempre de manera cíclica a todo nuestro sistema planetario, y, sin embargo, sobre la Tierra no se ha interrumpido la vida aunque sí se hayan modificado las formas... No obstante, explica que habrán cambios continentales, o lo que es lo mismo, continentes que se hundirán y fondos marinos que emergerán; todo esto naturalmente con abundancia de volcanes y los consecuentes terremotos, resultando el conjunto un cataclismo gigante... Esa es la forma, afirma, que la naturaleza tiene para realizar el Juicio Final de cada humanidad..."

En la revista Mundo Científico (versión en español de La Recherche) #164 de Enero de 1996, aparece un artículo escrito por Murat Boratav y Patrick Peter, el primero es profesor en la Universidad de París-VI e investigador en el Laboratorio de Física Nuclear y de Altas Energías (CNRS), el segundo es el encargado de investigaciones en el CNRS. El artículo se titula: El Enigma de las "Zetta-Máquinas"...

"Extrañas partículas golpean la atmósfera con una violencia inaudita. Salidas de no se sabe dónde, unas partículas hiperenergéticas percuten de vez en cuando violentamente en la atmósfera de la Tierra, dibujando un haz centelleante de luz y materia. Desde hace más de treinta años, físicos y astrofísicos rivalizan en el intento de elucidar el misterio de estas "zetta-partículas". ¿Cuál es su naturaleza? ¿A través de qué extraños mecanismos son emitidas y propulsadas? ¿Se trata de agregados inmateriales de energía el Universo habría cristalizado en sus primeros segundos?..."

Este artículo hace referencia, a su vez, a un artículo aparecido en febrero de 1963 en la revista "Physical Review Letters", escrito por el físico John Linsley. En dicho artículo se describe detalladamente un acontecimiento que ocurrió el 22 de abril de 1962 !, en un sitio donde está instalada una red de detectores de partículas (Volcano Ranch). ¿En qué consistió dicho acontecimiento?:"Un rayo cósmico de una energía inaudita que, al chocar violentamente con la atmósfera terrestre, produjo una cantidad enorme de partículas. Normalmente, los rayos cósmicos son protones, neutrones, núcleos atómicos, neutrinos y fotones emitidos por estrellas de nuestra galaxia, y en particular por el Sol, o de otras galaxias. Millones de ellos atraviesan nuestro cuerpo continuamente. Pero la partícula de Linsley fue la primera en la historia que franqueó el umbral simbólico de 10^20 electr&oa cute;n-voltios (eV). ¡Toda la energía de una pelota de tenis concentrada en un objeto microscópico!"

Cerca del zettaelectrón-voltio o ZeV (10^21 eV) cuando llegan a la Tierra, estas partículas han tenido que ser producidas sin duda a energías superiores al ZeV. No se conoce de ningún mecanismo que permita explicar semejante cantidad de energía. "Y sin embargo, existen en el Universo unas "máquinas" que escupen estas "zetta-partículas" a todo tren, unas fuentes misteriosas que por comodidad llamaremos "zetta-máquinas". Antes de intentar saber de dónde vienen los rayos cósmicos super-energéticos, hay que identificarlos. ¿Qué son? El físico supone - a priori - que se trata de partículas conocidas..."

...estos acontecimientos son uno de los pocos problemas de física que han resistido tanto tiempo (¡ tres decenios!) a una interpretación teórica satisfactoria..."

Es interesante notar que el descubrimiento o detección de este flujo "hiperenergético" de partículas se realizó precisamente en 1962, "coincidentalmente" el mismo año en que se supone entramos en la influencia del Cinturón de Fotones, de acuerdo al artículo de Nexus.

Este artículo también hace referencia a que nuestra entrada "plena" en dicho cinturón fotónico será inevitable que ocurra entre hoy y el final de este siglo. Es interesante, entonces, notar que para el año 2,000, o fechas muy cercanas al mismo, se cierran muchos ciclos calendáricos de diversas culturas alrededor del mundo. Ciclos y calendarios...

De acuerdo a la tradición Védica, por ejemplo, nos encontramos en la Cuarta Era del Mundo, es decir en Kali-Yuga, una era que acaba de terminar o está en proceso de terminar, y que los Vedas asocian con una edad oscura, donde prevalece la mentira y la enfermedad, se niega la divinidad y se pierde contacto con el reino espiritual. Algunos afirman que estamos entrando en Dwapara-Yuga, una edad donde la humanidad se llena de pasión y las religiones se dividen; otros en cambio sostienen que estamos entrando en Satya- Yuga, la Edad de Oro, donde imperará la justicia, no existirán enfermedades ni malicias y se restablecerá la comunicación con los reinos celestiales. El ciclo Hindú de Yugas (Eras o Edades) tiene una duración de 24,000 años, y se divide en períodos de tiempo desiguales. Al inicio del ciclo está Satya-Yuga (Edad de Oro) con una duración de 4,800 años. Le sigue Treta-Yuga (Edad de Plata) con una dur ación de 3,600 años. Luego está Dwapara-Yuga (Edad de Bronce) con una duración de 2,400 años. Finalmente está Kali-Yuga (Edad de Hierro) con una duración de 1,200 años. Si sumamos hasta aquí, se cumplen 12,000 años; luego el ciclo procede en sentido contrario, iniciando con otros 1,200 años de Kali-Yuga, hasta llegar a Satya-Yuga, para completar un total de 24,000 años. De aquí el ciclo reinicia, nuevamente en sentido contrario, empezando con Satya-Yuga.

Así como los Hindúes, los Mayas también tenían ciclos calendáricos describiendo el Gran Año y la rotación adicional de nuestro sol y galaxia alrededor de otro punto en el espacio. Los Aztecas, y seguramente también los Mayas, se fijaron particularmente en la Pléyades, a las que nombraron "Tzab". Los Mayas también tienen una tradición relacionada con su calendario, que describe nuestra era actual como el "Cuarto Mundo". Ellos también señalan el final de este Cuarto Mundo en una fecha inminente. Como "inminente" podría ser entre hoy y el 2,100. El sistema calendárico Maya es muy complejo; se trabaja concurrentemente con años de 260, 360 y 365 días de duración, llegando a registrar intervalos de tiempo de ¡hasta 50 billones de años!

De acuerdo a los Mayas, el 21 de Marzo de 1995, se completa un ciclo o período de 520 años, iniciándose la Era de Itza, "una Era de conocimiento, cuando la antigua y oculta sabiduría sea despertada; un tiempo cuando el cóndor del sur conocerá al águila del norte, y retornará la Luz de la pureza, sabiduría, salud y curación en la Tierra".

El Gran Ciclo Maya, tiene una duración de 26,000 años, equiparable al período durante el cual nuestro planeta, junto con el Sol, giran en torno a Alción, el sol o estrella central de las Pléyades, como ya se ha explicado. Dicho ciclo, así como otros varios ciclos menores del calendario Maya, se completará en el Solsticio de Invierno - 22 de Diciembre - del año 2,012.

Los Griegos antiguos, por su parte, desarrollaron un calendario que estaba relacionado con los ritmos cíclicos del Ave Fénix, elemento derivado de las leyendas egipcias del pájaro Bennu, quien se elevaba de sus propias cenizas cada 500 años aproximadamente. Este ciclo del Fénix para los egipcios estaba en relación con la salida helíaca de Sirio (salida a la mañana). Con la culminación de cada Ciclo del Fénix, y por cien años - antes y después - se predecía un influjo de almas especiales, que encarnarían con la misión de elevar la conciencia planetaria. El siglo XX marca precisamente el inicio de un nuevo Ciclo del Ave Fénix (1900-2100).

La Tradición Celta nos habla de un ciclo de 13,000 años (2 x 13,000 = 26,000), el cual está condicionado por dos cataclismos. Uno de ellos se refiere o asocia a la era astrológica de Leo, mientras que el otro afecta a la de Acuario.

La Tierra tiene un movimiento de balanceo en su rotación llamado precesión que es muy semejante al movimiento de un trompo cuando ha perdido velocidad y está próximo a caer. Como consecuencia de este movimiento de balanceo el eje polar va apuntando cada día hacia un punto distinto del espacio, necesitándose aproximadamente 26,000 años (25,827 según la astronomía moderna) para volver a estar en el mismo punto. Debido a ese movimiento, la constelación que está detrás del Sol durante un equinoccio, cambia gradualmente a través de los siglos, impartiendo así un carácter único a los meses. Esto se conoce como Precesión de los Equinoccios. Es interesante notar que el conocimiento de la precesión de los equinoccios está inscrita con asombrosa precisión (25,826.6 años) en la arquitectura de la Gran Pirámide de Keops (al sumar las diagonales de la base, y en el piso de la Cámara del Rey).

Otro dato de interés con relación a la Gran Pirámide y el tema que nos ocupa, es el descubrimiento realizado por el profesor Piazzy Smith. Encontró que, trazando una perpendicular a la línea del pasillo que conduce a la cámara subterránea - misma que con gran exactitud sigue la dirección del eje terrestre (eje polar), apuntando hacia la estrella Polar -, se llega a la estrella Alción. Retrotrayendo matemáticamente a Alción hasta el meridiano de la Gran Pirámide, se observa que esta posición tarda en repetirse aproximadamente 26,000 años (25,694.25). La precesión de los equinoccios verifica un cambio lento, pero progresivo, de la Estrella Polar. Debido a tal movimiento, hace 14,000 años teníamos como estrella Polar a Vega, de la constelación de Lira, hecho que se repite en un plazo aproximado de 26,000 años. Hace 5,000 años (fecha posible para la construcción de la Gran Pirámide) teníamos como estrella Polar a Alfa, la estrella principal en la antigua constelación del Dragón (o la Gran Serpiente). El simbolis mo dice que la humanidad escogió ponerse bajo el dominio del Dragón en vez de combatirlo. La Biblia habla de que la humanidad, bajo este poder, va camino a la destrucción.

Algunos autores consideran que la precesión de los equinoccios, en verdad, tiene una duración de 25,920 años. El denominado "Gran Año de Platón" representa, precisamente, el número de años necesarios para que el equinoccio (2) cruce sucesivamente los doce signos del zodíaco. Asignando 2,160 años a cada signo, da un total de 25,920 años (26,000 aprox.). En la actualidad, muchos consideran que el Sol se encuentra en el proceso de cambiar al signo de Acuario, otros sostienen que ya entramos en la Era de Acuario. La Era que nos precedió fue la de Piscis (significativo entonces el símbolo del Pez adoptado por el cristianismo), es decir, hace 2,160 años pasamos de Aries a Piscis. Antes de Aries se dio la Era de Tauro (son significativos entonces los símbolos del carnero y el toro en muchas culturas y religiones primitivas). Así sucesivamente llegamos a la Era de Leo, hace aproximadamente 13,000 años (12, 960), como sostiene la tradición Celta, que coincide con la civilización Atlante y su cataclismo.

Curiosamente, la cifra 25,920 implica que nuestro planeta describa un arco de 72 grados durante su movimiento de precesión de equinoccios. Este número (72) corresponde al promedio de pulsaciones del ser humano por minuto, ¡lo que da un total de 25,920 movimientos respiratorios cada 24 horas! Este asombroso sincronismo entre el ser humano y la Tierra se conoce esotéricamente como "Ritmo Cósmico paralelo al Ritmo Vital". Además, esotéricamente hablando, el período o ciclo está representado por el círculo, y numéricamente explicado por el nueve (9), que simboliza la regeneración y el secreto de la generación. Para completar un ciclo o período, y elevarse a una escala subsiguiente o superior, describiendo una espiral evolutiva, se requiere pasar por 9 peldaños o pulsaciones. Explicado esto, cobra trascendencia el resultado cabalístico de las cifras manejadas: 25,920 años = 2+5+9+2+0 = 18 = 9; as&i acute; mismo: 2,160 años = 2+1+6+0 = 9; y 72 grados = 7+2 = 9.

Los Hopi...

Los indios Hopi nos hablan también de un Cuarto Mundo. Transcribiremos a continuación algunas de las profecías Hopi, tal cual fueron transmitidas a los autores de la obra "Las Profecías de la Tierra" (Ediciones Martínez Roca, 1993) por un anciano curandero de nombre Soloho: "El Hopi me habló de cuatro mundos. El primero era el mundo en el que el Creador situó a los seres humanos. Mientras éstos vivieron en equilibrio y armonía, se les permitió residir allí. Cuando rompieron la armonía con el Espíritu, éste decidió efectuar una depuración. Las personas que estaban dispuestas a seguir el camino sagrado fueron enviadas a la Tierra, donde estarían protegidas. El lugar que ocuparon en la Tierra fue el Gran Cañón, una zona de emergencia. Es un hoyo que se adentra en el suelo. Nadie conoce la profundidad que tiene. (Se descubrió otro hoyo parecido en Arizona, que fue considerado un "respiradero" para el planeta, por cuanto sale aire de él constantemente.) Se dijo a los moradores del primer mundo que bajasen al hoyo y llevasen comida, para permanecer allí seguros en tanto durase la depuración. Entonces el Creador hizo que los volcanes entraran en erupción, arrojando rocas volcánicas por toda la región. Las erupciones provocaron también la efusión de gases que se extendieron sobre la tierra y mataron a todos aquellos que no se habían escondido en el hoyo. Los supervivientes permanecieron en su refugio todo el tiempo que el Creador les había prescrito.

Una vez terminada la depuración, salieron de nuevo y repoblaron la Tierra. Era el segundo mundo. Sus habitantes vivieron en él durante más tiempo que en el primero. Pero volvieron a perder su equilibrio. Creyeron que ya conocían todas las respuestas, y dejaron de escuchar al Espíritu. El Creador consideró que había llegado el momento de una nueva purificación. Esta vez se pidió a los guardas espirituales que protegían los Polos Norte y Sur que abandonasen sus puestos y dejasen que la Tierra girara libremente. Y la Tierra giró libremente. Fue un cambio polar. Los vendavales azotaron el planeta y vastos campos de hielo se extendieron sobre él. Fue una depuración muy intensa... ...A partir de ese momento, la asimilación de conocimiento resultaría un poco más difícil.

En el tercer mundo, los seres humanos poblaron la Tierra con mucha mayor extensión a como lo habían hecho antes. Para entonces habían conquistado un conocimiento y unas aptitudes muy superiores. Construyeron grandes ciudades y máquinas capaces de hacer cosas muy diversas, incluso máquinas que podían volar. Emprendieron guerras entre ciudades, y establecieron límites en la tierra y declararon la pertenencia de determinadas parcelas a una persona o tribu. Inventaron el cristal y lo utilizaron con objetivos destructivos. Descubrieron tipos de rayos que eran también capaces de destruir. El Espíritu presenciaba todo esto con pesar.

Una vez más, el Creador vio llegada la hora de una depuración. En esta ocasión hizo que las aguas de los océanos de desbordasen y cayeran grandes diluvios del cielo. Esta depuración adoptó la forma de una gigantesca inundación. Entonces, la gente llamada a sobrevivir en este continente - un hombre con sus dos hijos y sus familias - fue sumida en un estado de animación suspendida y encerrada en el interior de unos tubos huecos. Flotaron sobre el agua hasta que las aguas se retiraron. Después, salieron a la tierra. El padre quiso rememorar algunas de las viejas tradiciones, pero el Creador le hizo desistir de ello. Los dos hijos y sus familias deseaban seguir la senda del Creador. A uno de ellos se le encomendó que viajara hacia el Este y repoblara la tierra, mientras que al otro se dirigió al oeste. El que siguió el camino del oeste fue el primer Hopi. El que se trasladó al este fue llamado el Verdadero Hermano Blanco.. .

Los Hopi hablan de tres mundos diferentes antes del actual. El primer mundo fue destruido por el fuego, dato corroborado por el período de actividad volcánica que asoló Arizona alrededor de 250,000 años atrás y que dejó huellas indudables. El segundo mundo fue destruido por el hielo, lo que coincide con la terrible glaciación que descendió hasta Arizona hace alrededor de cien mil años. En cuanto al tercer mundo, fue destruido por el agua, lo que corresponde al diluvio - universal - que recubrió Arizona hace alrededor de 12,000 años, con motivo de la fusión del hielo al finalizar el período glacial precedente.

...Una vez establecidos en sus tierras, guiados por la estrella azul Kachina, se les encomendó que aguardaran la llegada del Verdadero Hermano Blanco. Entonces llegaron los españoles, y los Hopi preguntaron: ¿Sois vosotros el Verdadero Hermano Blanco?. Pero los españoles replicaron: ¿Dónde está el oro, dónde está el hierro amarillo?, y los Hopi supieron que no lo eran. Cuando llegaron los demás europeos, los Hopi preguntaron: ¿Sois vosotros el Verdadero Hermano Blanco?. Pero aquellas gentes sólo deseaban ir a California, y respondieron: Allí es donde está el oro. Nos vamos a California.

Los Hopi tienen lápidas de piedra. En ellas hay inscripciones alusivas a todo cuanto ocurrirá después de la próxima depuración. Esas lápidas anunciaron a los Hopi que primero llegarían gentes acompañadas de extraños animales tirando de cajas (vagonetas) y que más tarde las cajas se moverían por sí solas (trenes y automóviles). Les dijeron también que se extendería un hilo plateado a través de la tierra: la carretera 66.

Leyeron también que verían telas de araña en el cielo a través de las cuales la gente podría hablar - los hilos telefónicos y telegráficos -, y que llegaría el momento en que el águila caminaría sobre la luna. Cuando el astronauta americano Neil Armstrong bajó de su nave espacial al suelo lunar y dijo: "El águila ha tomado tierra", se cumplió la profecía Hopi.

Los Hopi averiguaron así mismo que llegaría la hora en que dos potencias sacudirían la Tierra por dos veces. El símbolo de una de ellas sería el sol naciente (Japón), y el de la otra sería el signo de las cuatro direcciones (Alemania). Durante la primera guerra mundial, los alemanes utilizaron la cruz de Malta como insignia propia; en la segunda guerra mundial, adoptaron la esvástica (invertida), ambos símbolos de las cuatro direcciones. Se dijo a los Hopi que en el transcurso de este gran conflicto, una potencia vertería una calabaza de cenizas desde el cielo que haría hervir los ríos y mataría los peces; se trataba de la bomba atómica.

También se dijo al pueblo Hopi que viajaría a un lugar donde se reunirían todas las naciones del mundo y trataría de hablarles para convencerlas de que volvieran a las costumbres sagradas. Representantes Hopi fueron cuatro veces al edificio de las Naciones Unidas... No les fue permitido dirigirse a toda la Asamblea General. Las profecías habían advertido que si esto ocurría, la hora de la depuración sería inminente. De modo que los Hopi regresaron a sus tierras.

Se anunció a los Hopi que la cuarta depuración se produciría de dos maneras. Una forma supondría la acción de los cuatro elementos. Esto implica que asistiríamos a grandes inundaciones en muchos lugares, los vientos más intensos que hubiésemos visto jamás, temblores de tierra y erupciones volcánicas. Veríamos como la tierra, el agua, el fuego y el aire participan en el proceso de depuración...

La otra forma en que se llevaría a cabo la depuración tendría como protagonistas a un pueblo de piel rojiza. Un día llegaría a esta tierra y la conquistarían. Se advirtió a los Hopi que, si esto sucedía, no debían salir de sus casas porque habría una sustancia en el aire que los mataría.

...Se dijo a los Hopi que, después de la purificación, los supervivientes quizá conservarían la misma religión que tenían; o tal vez buscarían una nueva; o incluso podrían haber evolucionado hasta tal punto, que ya no necesitarían religión alguna..."

Algunos comentarios de Fulcanelli...

Fulcanelli, en el último capítulo de su obra Las Moradas Filosofales, escribe: "Los libros sagrados de los hindúes y de los iranios hacen mención del diluvio. En la India, Noé se llama Vaivaswata o Satyavrata. Las leyendas griegas hablan de Oxiges y de Deucalión. Las de Caldea, de Xixutros o Sisutros. Las de China, de Foki. Las de los peruanos, de Bochica. Los babilonios de Utmapishtim..." "...la descripción típica de las catástrofes periódicas provocadas por la inversión de los polos..."

En el mismo capítulo, se hace referencia a un obelisco que representa "...la imagen sensible, expresiva, absolutamente conforme a la tradición, de la doble calamidad terrestre del incendio y del diluvio... ...Muestra, en efecto, el Globo terrestre entregado a las fuerzas reunidas del agua y del fuego. Reposando sobre las ondas del mar enfurecido, la esfera del mundo, tocada en su polo superior por el sol en su recorrido helicoidal, se incendia y proyecta relámpagos y rayos..."

"Aunque presentada con apariencias simbólicas, esta enseñanza (del diluvio) reposa sobre una base positiva. Recordemos en ella la necesidad física de una regeneración animal y terrestre que no puede, por tanto, acarrear el aniquilamiento total de las criaturas, ni suprimir ninguna de las condiciones indispensables para la vida del núcleo preservado. A partir de eso, y pese a su aparente universalidad, pese a la terrorífica y prolongada acción de los elementos desencadenados, estamos seguros de que la inmensa catástrofe no actuará igualmente en todas partes ni en toda la extensión de los continentes y los mares. Algunas comarcas privilegiadas, verdaderas arcas rocosas, abrigarán a los hombres que se refugien en ellas. Allí, durante "un día de dos siglos de duración", las generaciones asistirán - espectadores angustiados de los efectos del poder divino - al duelo gigantesco del agua y el fuego; allí, en una relativa calma, bajo una temperatura uniforme, a la pálida y constante claridad de un cielo bajo, el pue blo elegido aguardará a que se haga la paz y a que las últimas nubes, dispersas al soplo de la edad de oro, le descubran la magia policroma del doble arco iris, el brillo de nuevos cielos y el encanto de una nueva tierra..."

"...a raíz de cada revolución cíclica, no existe más que un débil cinturón que sea respetado y se mantenga habitable en sus partes terrestres. Insistimos, sin embargo, en que la zona de salvación y de misericordia se halla tanto en el Hemisferio boreal a comienzos de un ciclo, como en el austral al principio del ciclo siguiente."

Al final del último capítulo Fulcanelli escribe: "...la Tierra, como todo cuanto vive de ella, en ella y por ella, tiene su tiempo previsto y determinado, sus épocas evolutivas rigurosamente fijadas, establecidas y separadas por otros tantos períodos inactivos. Está, así, condenada a morir a fin de renacer, y estas existencias temporales comprendidas entre su regeneración o renacimiento, y su mutación o muerte, han sido llamadas ciclos por la mayoría de los antiguos filósofos. El ciclo es, pues, el espacio de tiempo que separa dos convulsiones terrestres del mismo orden, las cuales se consuman a raíz de una revolución completa de ese Gran Período circular, dividido en cuatro épocas de igual duración, que son las cuatro edades del mundo. Estas cuatro divisiones de la existencia de la Tierra se suceden según el ritmo de las que componen el año solar: primavera, verano, otoño e invierno. Así, las edades cíclicas corresponden a las estaciones del movimiento solar anual, y su conjunto ha recibido las denominacion es de Gran Período, Gran Año y, con más frecuencia aún, de Ciclo Solar."

En el último capítulo de la obra "El Misterio Fulcanelli", escrita por Kenneth R. Johnson (Ediciones Martínez Roca, 1981), se transcribe un comentario, por Paul Mevryl, sobre La Cruz Cíclica de Hendaya, tema del penúltimo capítulo de "El Misterio de las Catedrales" de Fulcanelli. La Cruz Cíclica de Hendaya es una declaración en piedra acerca de La Piedra Filosofal, y atestigua el éxito logrado en la obra por algún alquimista desconocido, pero simultáneamente es una observación sobre la naturaleza y el tiempo de tremendos acontecimientos mundiales que han afectado y están pronto a afectar nuestro planeta. Dice Fulcanelli: "Sea cual fuere su antigüedad, la cruz de Hendaya constituye, por la decoración de su pedestal, el monumento más singular del milenarismo que jamás hayamos visto."

Hendaya se encuentra ubicada en la región fronteriza del país vasco, en España, sobre la ruta primitiva de los peregrinos que iban a Santiago de Compostela. "En cada una de las cuatro caras del pedestal, observamos un símbolo diferente. Vemos en una de ellas la imagen del sol; en otra, la de la luna; la tercera nos muestra una gran estrella, y la última, una figura geométrica que... ...no es sino el esquema adoptado por los iniciados para caracterizar el Ciclo Solar. Es un simple círculo dividido en cuatro sectores por dos diámetros que se cruzan en ángulo recto. En cada uno de los sectores figura una A, que los señala como las cuatro edades del mundo, en este jeroglífico completo del Universo..."

Además, la cruz cuenta con dos inscripciones: INRI, cuyo significado exotérico es "Iesus Nazarenus Rex Iudeorum" = Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos. Fulcanelli nos da su significado esotérico como "Igne Natura Renovatur Integra", es decir: La Naturaleza se Renueva Íntegramente en el Fuego. La otra inscripción dice: OCRUXAVES PESUNICA, que descifrada da el anagrama latino: "ORCUS AVE PUS E CANIS, que significa Señor de los Muertos, ¡salve! desde el Can. Dado que Orcus equivale a Osiris ("Señor de los Muertos"), se podría escribir: Señor de Sirio, ¡salve!, desde el Can. Si alternativamente se retiene la forma simbólica O CRUX, se podría decir entonces: Destrucción Cíclica, ¡salve! desde el Can.

Sirio se ha encontrado indudablemente relacionado con todas las religiones de la antigüedad. Sirio fue venerada desde los más remotos tiempos, especialmente por los egipcios. La asociaban con el dios- hombre Osiris, al que a menudo invocaban como "Señor del sol de día y de noche", "Señor de los dos Mundos", "Señor de las dos Tierras" y, más frecuentemente, "Señor de los Muertos"... ...esta piedra angular de sus creencias estuvo arraigada en las más antiguas experiencias y memoria de nuestra raza. El antiguo Egipto fue quizá la colonia atlante más refinada que sobrevivió al Diluvio y, como tal, debió de ser el principal vehículo de transmisión del conocimiento desde el remoto pasado. El alquimista (texto relacionado) de Hendaya empleó parte de este conocimiento en forma abierta y pura.

Si, desde hace más de 5,000 años a.C. los egipcios predinásticos ya adoraban a Sirio. Las fechas de la efemérides egipcias tienen dos números, uno correspondiente al almanaque del Sol, que representaba la fecha vulgar o popular de las fiestas, y la otra la fecha regida por el almanaque de Sirio, que representaba la fecha Real o Faraónica. Los egipcios ya sabían, incluso, que Sirio era realmente un sistema de estrellas dobles - representada por las mellizas Isis-Nephtis - Sirio A y B, algo que los astrónomos europeos no descubrieron hasta 1,864, con la ayuda de telescopios.

Ya que mencionamos la existencia de Sirio como un sistema doble, es interesante mencionar que algunos pueblos aborígenes, como los Dogon de la República de Malí en África, ya conocían desde hace milenios este hecho astronómico. En la obra de Robert Temple, "El Misterio de Sirio" (Ediciones Martínez Roca, 1982) leemos: "Los Dogon consideran que la estrella más importante del cielo es Sirio B, que no puede verse... Ellos presentan una teoría de Sirio B (Digitaria) que encaja con todos los datos científicos conocidos, e incluso presentan algunos que no lo son. Conocen que la estrella es invisible, pero, a pesar de ello, saben que está ahí. Saben que el período orbital de la estrella es de 50 años, lo cual es cierto. Saben que Sirio A no está en el centro de su órbita, lo cual también es verdad. Saben que Sirio A se halla en uno de los focos de la órbita elíptica de Sirio B; y as&i acute; es. Saben que Sirio B es uno de los tipos más pequeños de estrella (enana blanca). Saben que Sirio B se compone de un tipo especial d e material que se denomina "sagala", de una raíz que significa "fuerte", y que dicho material no existe en la Tierra. Saben que éste es más pesado que todo el hierro de la Tierra, etc., todo lo cual es perfectamente cierto. Porque Sirio B está hecha, en realidad, de una materia superdensa, de un tipo que no se encuentra en ninguna parte de nuestro planeta. ...Todo esto forma la tradición más secreta y sagrada de los Dogon, la base de su religión y de su vida."

Para los ocultistas, Sirio, la estrella del Can, junto con las siete estrellas de las Pléyades (que incluye a Alción), y las siete estrellas de la Osa Mayor, están en íntima relación con nuestro sistema planetario y en estrecho contacto psíquico-magnético con nuestro Logos Solar. "...Los siete grandes Rishis de la Osa Mayor tomaron como esposas a las Siete gráciles Vírgenes de las Pléyades... ...Sirio, la rutilante estrella que inundaba con su Luz las grandes soledades cósmicas, sancionó desde su elevada y misteriosa Atalaya aquella indescriptible e inmaculada unión y envió para santificarla a uno de Sus Hijos Muy Amados, quien era allí Maestro de Maestros y dignísimo en amor y sacrificio." Aquí se trata de la "concepción física" de nuestro Sistema, y de la encarnación del Logos de nuestro Universo, quien aparentemente procede de la estrella de Sirio. En el "aura" del Lo gos Solar "vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser"; es una vasta área esférica limitada por el denominado "Anillo No Se Pasa", que delim ita a su vez la conciencia de todas las entidades evolucionantes en el sistema.

En la Biblia encontramos:

"Él hace que la tierra se sacuda y que sus bases se estremezcan". (Job 9-6)
"Él ordena al sol que no salga, y a las estrellas que no brillen". (Job 9-7)
"Él creó las constelaciones: la Osa Mayor, el Orión y las Pléyades, y el grupo de estrellas del sur". (Job 9- 9)
"¿Quién vuelve el agua dura como la piedra y congela la superficie del océano?" (Job 38-30)
"¿Eres tú quien mantiene juntas a las Pléyades y separadas las estrellas de Orión?" (Job 38-31)
"...¿Eres tú quien guía a las estrellas de la Osa Mayor y de la Osa Menor? (Job 38-32)
"¿Conoces tú las leyes que gobiernan el cielo? ¿Eres tú quien aplica esas leyes en la tierra?" (Job 38-33)
"¿Puedes dar órdenes a las nubes de que te inunden con agua?" (Job 38-34)

En el Corán existen muchas referencias sobre la destrucción final; bajo el título "La Estrella" (Sura 53), dice:


"...Y que con Él está la segunda creación,
y que Él enriquece y da la posesión,
y que Él es el señor de Sirio,
y fue Él quien destruyó a los antiguos aditas,
y al pueblo de Themoud y no dejó ningún superviviente,
y antes de ellos al pueblo de Noé,..."


Sura 82
"Cuando el cielo se hienda,
cuando las estrellas se dispersen,
cuando los mares sean desbordados,..."


Sura 84
"Cuando el cielo se desgarre
y escuche a su Señor - como debe ser -,
cuando la tierra sea allanada,
vomite su contenido, vaciándose,..."

Bajo el título "Ya Sin" (Sura 36) leemos:

"...Al Sol no le es dado alcanzar a la Luna, ni a la noche aventajar al día; sino que cada uno viaja en su propia esfera. Es también un signo para ellos que nos llevemos su posteridad en el Arca llena a rebosar. Y que hayamos construido para ellos naves como ésta en las que puedan embarcar. Y si nos place, les ahogamos..."

En todo el Corán se repite mucho el tema del Diluvio, sin embargo, se refiere a la posteridad y a un Arca o arcas futuras, más que al Arca del Diluvio de Noé.

Es oportuno terminar aquí con las palabras de Sun Bear y Wabun Wind: "La depuración de la Tierra a la que asistimos ahora es necesaria para la protección del planeta. También resulta necesaria porque la misión de la humanidad aquí, en la Tierra, consiste en que cada uno de nosotros alcance su máximo nivel de conciencia y poder, y aprenda luego cómo aplicar los conocimientos adquiridos en el proceso.

Vivimos en una época en que la humanidad tiene que dar un salto adelante. El cambio que debemos efectuar no resulta precisamente fácil. Tenemos que hacer un salto adelante de forma consciente si deseamos sobrevivir".

(1) "Dramáticas Profecías de la Gran Pirámide" - Rodolfo Benavides - Editorial Diana, México 1990.

(2) El Sol recorre anualmente un camino "aparente" en el firmamento. Durante este "camino", conocido con el nombre de eclíptica, la Tierra está recorriendo una trayectoria elíptica alrededor del Sol, por lo que estará en unas ocasiones más cerca y en otras más lejos de él (el Sol aparenta acercarse y alejarse sucesivamente). El momento de máximo alejamiento en dicha trayectoria - afelio - se da en el llamado Solsticio de verano (21 de junio), mientras que el momento de máximo acercamiento - perihelio - se da en el llamado Solsticio de invierno (22 de diciembre). Los otros dos puntos intermedios en la trayectoria se conocen como Equinoccios (uno en otoño, el 23 de septiembre, y el otro en primavera, el 21 de marzo).


Fuente: http://www.mashmak.com
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 685
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Localización : Santiago - Chile

http://cinturonfotones.superforos.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.